Jung y el complejo

Hola a todos y bienvenidos un domingo más a mi blog, yo soy Andrea Doadrio y aquí hablamos de psicología.

Esta semana os traigo una revisión bibliográfica de un artículo en el que se habla sobre el complejo, un término acuñado por el brillante psiquiatra Carl Gustav Jung.

Carl Gustav Jung (1875-1961) fue un psiquiatra suizo considerado como el psicólogo más importante del siglo XX.

Una de las razones por las que se considera un psicólogo brillante se debe a que se dio cuenta de que ciertas palabras-estímulo producían unas reacciones determinadas en las personas. Es decir, vio que algunas personas podían sufrir una reacción desproporcionada de ira ante un comentario de un compañero, como si ese comentario desencadenase una reacción. Este fenómeno, Jung lo describió como complejo.

Jung siguió estudiando esta reacción, para finalmente ver que en estos casos se había terminado asociando esa palabra-estímulo a un significado desagradable o embarazoso. De tal forma que terminó llamando complejo a ese significado desagradable o embarazoso y no a la asociación en sí.

Así, cuando Jung desarrolló su teoría del complejo, constató que los complejos proceden de experiencias relacionales problemáticas que internalizamos y generalizamos” (Verena Kast, 2007). Es decir, nuestro cerebro revive la información acumulada y es por ello que, ante situaciones similares se llevan a cabo respuestas semejantes que ya dimos en el pasado (en nuestro presente proyectamos a futuro lo que nos ha sucedido en el pasado).

Esto es, aquella persona que ha sido criticada y rechazada a lo largo de su vida es muy probable que haya respondido ante estas críticas con emociones de vergüenza, rabia o impotencia. Y, seguramente, ante cualquier signo de menosprecio por parte de otra persona, tenderá a sentirse, y por tanto a responder, de la misma manera en la que lo ha hecho previamente: con vergüenza, rabia o impotencia.

Por otra parte, Jung destacó que estos complejos tienden a asociarse con ciertas fantasías de temor y de expectación. Por ejemplo: una persona que cree que otros le rechazan genera en esta persona una sensación de desconfianza que, llevada al extremo, puede distorsionar todas sus percepciones relacionadas con la vinculación con otros y comenzar a desconfiar y temer de otros, del futuro o incluso del mundo.

Por último, mencionar también el concepto de Jung de la autorregulación de la psique, en el que afirmaba que, las propias emociones generadas por los complejos son capaces de proporcionar la energía suficiente para que cada persona pueda modificar su propia vida: “todo aquel que cambia su concepción del mundo, se cambia a sí mismo” (Verena Kast, 2007). Esto es primordial para tener en cuenta, porque significa que aunque hayamos sido criticados y rechazados (como en el ejemplo puesto anteriormente) toda la vida, significa que podemos llegar a romper ese condicionamiento.

 

Muchas gracias por tus comentarios

Andrea Doadrio.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: