Acción contra el dolor

Hola a todos y bienvenidos un domingo más a mi blog, yo soy Andrea Doadrio y aquí hablamos de psicología.

Hoy os traigo un artículo sobre las tres diferentes vías de actuación que podemos elegir a la hora de tomar decisiones desde la autocompasión.

Cuando sentimos emociones difíciles podemos tomar tres diferentes vías de actuación desde la compasión hacia uno mismo, con el fin de tomar decisiones de una forma más consciente.

Estas tres vías de actuación son:

  • La autocompasión: ser amable y cariñoso con uno mismo.
  • Recordar que el dolor forma parte de la experiencia humana compartida: todas las personas nos hemos sentido vulnerables alguna vez.
  • Ser consciente de nuestras emociones y de nuestros pensamientos en el aquí y el ahora (Mindfulness).

Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que, según el momento y según sea tu estado anímico, te resultará más fácil tomar una de estas vías de actuación que otra. Aunque, una vez que hayas recurrido a uno de estos tres componentes, eso te facilitará el contacto con los otros dos.

 

La autocompasión.

La bondad o compasión hacia uno mismo consiste en “dejar de juzgarse y de emitir comentarios internos denigrantes” (Kristin Neff, 2012). Para ello, es fundamental conocer y entender nuestros fracasos en vez de condenarnos por fracasar, además de aprender consolarnos de forma activa.

¿Cómo tratamos a nuestro mejor amigo? Cuando fracasa o comete algún error, ¿le juzgamos o le criticamos? ¿Por qué nos damos un trato tan diferente a nosotros?

La autocompasión ofrece reaccionar a nuestro dolor dándonos permiso para conmovernos por el mismo. Pero, ¿y si siento dolor por haber cometido un error, un fallo?

 

Experiencia humana compartida.

Los fracasos ocurren de forma inevitable a lo largo de la vida, “errar es de humanos” decía Séneca. Por lo que, podemos tomar dos caminos: maltratarnos sin piedad en cuanto cometemos un fallo o reconocer que fallar está implícito en la naturaleza humana.

A la hora de decidir qué camino tomar siempre recuerdo la cita de Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

 

Mindfulness.

Aceptar, sin enjuiciar, lo que ocurre en el aquí y ahora, ver las cosas tal cual son (sin minimizarlo o sin exagerarlo). “El pasado solo existe en nuestros recuerdos, y el futuro solo existe en nuestra imaginación” (Kristin Neff, 2012).

El Mindfulness busca diferenciar la consciencia de su contenido: el contenido de la consciencia está en constante cambio, son los pensamientos que tenemos y las emociones o sensaciones que sentimos. Sin embargo, la consciencia no cambia, permanece estable. Podríamos decir que, la consciencia es el cielo azul y el contenido son las nubes. Mientras que el cielo es imperturbable, las nubes cambian de forma.

 

Andrea Doadrio.

Psicóloga sanitaria.

 

Bibliografía:

Sé amable contigo mismo, Kristin Neff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: